Los implantes dentales son, en la mayoría de los casos, la solución más eficaz y duradera ante la pérdida de piezas dentales.

El implante dental es una raíz artificial con forma de tornillo diseñada para adaptarse al maxilar o la mandíbula, fijándose mediante un proceso llamado osteointegración.

implante.png
doctora.png

Gracias a los implantes se logra sustituir una o mas piezas dentales perdidas, consiguiendo recuperar la función masticatoria y la estética de la boca.

Los implantes que colocamos a nuestros pacientes están fabricados en titanio puro, material completamente biocompatible. Su superficie UniCa está modificada químicamente con iones de calcio y una rugosidad diferente en cada zona del implante para optimizar la adaptación a los diferentes tejidos y obtener una mayor osteointegración